A falta de internet, buena es una moleskine

Paul se apartó de internet durante un año, pero no por eso se aisló del mundo ni perdió esa necesidad que tantos tenemos actualmente: apuntar todo lo que nos pasa por delante. Pero sin internet, ya no es lo mismo.

Hoy hace un año que Paul Miller le contó al mundo el nombre de una nueva herramienta que había descubierto: una libreta Moleskine.

Offline: The notebook. By Paul Miller on June 27, 2012

Offline: The notebook. By Paul Miller on June 27, 2012

Por que ocurre que el mundo gira a gran velocidad y muchos preferimos no depender sólo de la memoria para recordar momentos vividos o, también, aprovechar esos momentos en que la inspiración decide visitarnos cuando no estamos en nuestra mesa de trabajo.

Y Paul Miller estaba más que acostumbrado a tomar nota de todo en su iPhone para luego sincronizar sus notas en su ordenador y trabajar con ellas… Pero durante un año entero hubo de cambiar también esta rutina, pues sincronizar sus notas también implicaba un uso de internet que tenía vedado. Y puestos a apuntar las cosas en papel, ¿qué mejor que la libreta más cool y hipster de la historia? Una Moleskine. La misma libreta que usaron grandes artistas como Luis Sepúlveda, Ernest Hemingway o Vincent Van Gogh.

Mi encuentro con esta libreta fue a través del magnífico programa de TV3 “Històries de Catalunya” donde el presentador, Antoni Tortajada, iba siempre con una curiosa libreta en la mano:

HIstòries de Catalunya. Antoni Tortajada.. TV3

HIstòries de Catalunya. Antoni Tortajada. TV3

Y también terminé comprándome una Moleskine. Pero no la llegué a llenar por que, al contrario de lo que le pasó a Paul no tengo necesidad de guardar físicamente mis notas (pues de momento no tengo intención de privarme de internet). Es más, con las posibilidades de almacenamiento de información que tenemos, considero que el soporte en papel debería ser algo transitorio para aquellas notas que necesitamos tomar en momentos en que ni siquiera la app más veloz de nuestro iPhone nos sirve.

Por eso me decanté en su momento por algo más original, económico y efímero: el pocketmod. Simple y llanamente, una hoja de papel a usar del siguiente modo:

  1. Imprimir el PDF a descargar de www.pocketmod.com
  2. Plegarlo tal y como indican en el video:
  3. Usarlo para tomar notas durante, pongamos, una semana
  4. Pasar esas notas al formato permanente que prefieras
  5. Tirar el pocketmod (a la papelera de reciclaje, preferiblemente)
  6. Volver al punto 1 con uno nuevo

De esta manera, evitamos llenar una libreta de notas vagamente organizadas que difícilmente volveremos a consultar… para terminar llenando algún repositorio en nuestro ordenador, o en la nube, que quizás tampoco volveremos a consultar nunca. O:)

Pero este sería un problema que depende más de nuestra organización personal que no de las herramientas que usemos, sean éstas físicas o virtuales. Y puestos a organizarnos, recomiendo practicar el Get Things Done… pero eso ya es otra historia.

Pero volvamos a Paul y sus desventuras. Pues resultó que él, acostumbrado como estaba a vivir sin preocuparse de tener espacio libre para sus notas… ¡Se le tuvo que terminar la libreta justo cuando estaba viajando por México! Así que tuvo que forzar su nivel de español para conseguir una nueva y terminar la primera con estas anotaciones:

Offline: The notebook. By Paul Miller on June 27, 2012

Offline: The notebook. By Paul Miller on June 27, 2012

Y, hablando de niveles en idiomas extranjeros, debo admitir que no entiendo la mitad de las anotaciones. Aunque, siendo notas personales, tengo disculpa. Eso si, estuve a punto de escribir al autor para corregir esa mención a “Libretta” que supongo que necesitó para entenderse con el personal de la tienda. Pero supongo que más bien era una especie de anotación fonética justamente para eso, entenderse con el o la dependiente de esa tienda de México.

De otra manera, igual habría terminado pidiéndole una “Libreda”. ;)

Y ahora… ¿Te gustó el artículo? ¿Sí? Pues compártelo con los demás ;)

votar

¿No? Pues me lo comentas, a ver qué se puede hacer O:)

One thought on “A falta de internet, buena es una moleskine

  1. Pingback: Bitacoras.com